Fue nombrado Figura Fundamental de la Música Chilena 2003
SCD rinde Homenaje a LUIS ADVIS

El compositor y Licenciado en Filosofía, Luis Advis fue nombrado por SCD, como Figura Fundamental de la Música Chilena 2003.

La ceremonia de homenaje se realizará en el marco de la cena aniversario que celebra la comunidad de Autores y Artistas de la Música de Chile, junto con las sociedades amigas de derechos de autor y de intérpretes, en Matucana 100, el lunes 6 de enero a las 20:30 horas.

"Es una honra que SCD me haya distinguido. La verdad es que yo siempre había sido reacio y otras veces se me había propuesto esto, pero dado el hecho de que soy Presidente de la Sociedad no había aceptado, porque habría sido raro, pero ahora, dada la insistencia de los consejeros acepté. Es una honra, porque se elige a alguien importante cada año y ya tenemos 16 años de existencia como Sociedad. Estoy contento de estar entre los nominados", comentó Advis previo a la recepción del galardón.

A la cena aniversario en que se homenajeará a Advis está invitada la Primera Dama Luisa Durán, y además Isabel Parra, Gloria Simonetti, y Horacio Salinas, entre otros músicos, elevarán un tributo musical al autor de la "Cantata de Santa María de Iquique" y "Canta para una semilla". El discurso lo efectuará el Premio Nacional de la Música, Fernando García. También se proyectará un video realizado por Serpa producciones con testimonios de algunos autores y artistas que han trabajado con Advis.

En años anteriores, fueron elegidos como Figura Fundamental de la Música Chilena: Fernando Rosas, Sonia y Myriam, Nano Núñez, Los Jaivas, Dúo rey Silva, Antonio Prieto, Gabriela Pizarro, Margot Loyola, Valentín Trujillo, Scotie Scott y Vicente Bianchi.

Este reconocimiento destaca el aporte de los artistas al hacer cultural del país. En ese sentido, es indudable que ahí marca presencia la obra de Advis, esa obra que incluye un repertorio tan vasto que supera las fronteras territoriales, logrando trazar un puente sonoro entre la tradición clásico-romántica y las expresiones populares americanas.

Luis Advis aportó la obra emblemática a la Nueva Canción Chilena con la "Cantata Santa María de Iquique", pero además de cultivar con maestría el género cantatas, cuenta con creaciones en diversas formas musicales para múltiples medios instrumentales, y musicalizaciones para cine, teatro, televisión. Difícilmente se puede mencionar en Chile a un compositor cuya labor se haya mantenido presente en el tiempo como la suya y que haya logrado un equilibrio semejante entre el texto y la música, expresado en un lenguaje directo y colorido; La obra de Advis es lo que nos representamos como música chilena, y adhiere a esa arquitectura una polifonía construida con una paleta de tonos únicos, en cantos que son valorados en el mundo entero.

 

Santiago, 6 enero, 2003
Discurso de Fernando García (Premio Nacional de Música) con ocasión
del nombramiento de Luis Advis como Figura Fundamental 2003


Estimadas amigas, estimados amigos:

Un hombre sabio dijo: "Honrar, honra". Es por esto que agradezco, que se me haya encomendado decir algunas palabras para presentar a quien este año la SCD ha designado Figura Fundamental de la Música Chilena, muy merecidamente.

Hay quienes huyen de los homenajes, no resisten elogios, loas, alabanzas. Son humildes, prefieren desaparecer del planeta ante el peligro de semejantes honores. Pero sus obras se imponen, sus nombres son señalados multitudinariamente, el aplauso es universal. Las colosales fortalezas construidas, disimulada y pacientemente por esos "quienes", se desmoronan con estrepito frente a la exigencia unánime de ser distinguidos.

En verdad, todos hemos estado pensando que, sin lugar a dudas, ya es tiempo que uno de esos esquivos personajes, nuestro querido colega y amigo Luis Advis, sea premiado este año con el título de Figura Fundamental de la Música Chilena, y así lo ha decidido la SCD, venciendo la modestia del galardonado.

Razones para semejante designación hay más que suficientes. Señalar algunos hechos de la vida de Luis Advis bastan para que tal aserto se vea confirmado. Recordaré algunas cosas, si bien todos lo conocemos.

Nació en Iquique. Allí, desde temprano, se encantó con la música. Debió viajar a la capital para seguir sus estudios universitarios y se licenció en la Universidad de Chile, en filosofía. Hasta hoy -con un intervalo, producto de la intervención militar en las universidades- ha realizado una importante labor académica en las áreas de la estética y la historia de las artes, materias que abordó en varios libros y artículos.

Junto con estudiar filosofía perfeccionó sus estudios musicales. Fue alumno de Alberto Spikin en piano y de Gustavo Becerra en composición, profesores notables en sus respectivas especialidades. En suma, recibió una muy buena formación musical, y si a esto se agrega su extraordinario talento creativo, se explica por qué, desde sus primeras composiciones, se descubre en él un verdadero músico profesional y se aprecian sus aportes a la investigación musical.

Todos hemos celebrado sus trabajos musicales para cine, teatro y televisión. Ahí están las músicas incidentales para "Coronación", de Silvio Caiozzi -premiada en el Festival de Trieste y también Premio Altazor- y para otra serie de cintas cinematográficas. Ahí están las musicalizaciones de una infinidad de piezas teatrales de distinguidos autores, lo que le llevó a trabajar en el transcurso de su vida con gente de teatro, como Tomás Vidiella, Lucho Córdova, Eugenio Guzmán, Pedro Orthous, Domingo Tessier, Teodoro Lowey, Eugenio Dittborn, Fernando González, Gustavo Meza, Ramón Griffero, Andrés Pérez, Jaime Silva, para sólo nombrar a algunos que recuerdo. Y ahí están sus incursiones por la televisión, como es la música para "Sal del desierto" de Alejandro Sieveking y para otras producciones televisivas.

Una de las virtudes de Advis ha sido romper las barreras que separan las distintas músicas, esto debido a su profundo compromiso con nuestra cultura nacional. De este planteamiento nace la que él llamó "cantata popular"; una forma ideada por Advis en que se fusionan principios de la cantata barroca europea con las tradiciones de nuestra música popular. Ejemplo de ellas es su conocida y celebrada "Cantata Santa María de Iquique", obra clave en la música chilena. A ésta podemos agregar otras, como "Canto para una semilla", "Los tres tiempos de América" y "Murales extremeños", encargada por el gobierno de Andalucia para conmemorar el Quinto Centenario del Descubrimiento. En su catálogo figuran, además, muchísimas composiciones para orquesta sinfónica, conjuntos de cámara, canto y piano e instrumentos solistas.

Una faceta poco recordada de nuestro admirado y respetado colega es su permanente disposición para dar impulso al trabajo de muchos artistas. Algunos de ellos hoy son figuras consagradas, como Quilapayún, Inti Illimani, Isabel Parra, Gloria Simonetti, el Quinteto Hindemith, Paloma San Basilio, Napalé, Patricio Manns, Rolando Alarcón, Víctor Jara, Danai y Margot Loyola, entre muchos otros.

Esta actitud abierta que Luis Advis ha tenido con los diferentes géneros musicales y los músicos, le ha permitido alcanzar en su obra una síntesis de lo nuestro y de lo ajeno, que casi nadie ha logrado, transformándose de esta manera en una pieza fundamental de nuestra vida musical.

Maestro Advis: No sólo te felicitamos por haber sido designado Figura Fundamental de la Música Chilena, también te agradecemos por existir.

 

Peralta creó Décimas para Luis Advis

Eduardo Peralta levantó la voz en la Cena Aniversario SCD para saludar a Luis Advis. En medio de la celebración el cantautor pronunció unos versos alusivos a la nominación del compositor de la Cantata Santa María de Iquique, como Figura Fundamental de la Música Chilena 2003.

"Décimas para Luis Advis"

Luis Advis, de tu nortino
cielo te trajiste el sol
(una redonda bemol
de tu pauta, me imagino...)
Profesor y peregrino,
tu arte es de mil lugares,
por tal razón tus cantares
y tus notas se han abierto
a las salas de concierto
y a los teatros populares...


Has dejado larga estela
que a la gente maravilla:
el canto de una semilla,
la cantata de una escuela...
Pero una verdad se cuela
en nuestra piel, entretanto:
hondo y melódico encanto,
herencia perenne y grata:
la escuela de tu cantata,
la semilla de tu canto...

Capitán meditabundo,
timón de un barco que sueña:
esta sociedad pequeña
que es gran ejemplo en el mundo.
Hoy brilla un fulgor profundo
haya o no haya luna llena
y es tu silueta serena,
que se alza en forma cabal
figura fundamental
de la música chilena!

(Eduardo Peralta)